La hepatitis C es una enfermedad que afecta al hígado, al ser una enfermedad crónica se puede desarrollar cirrosis hepática o cáncer de hígado.

¿Cómo se contagia la hepatitis C?

La hepatitis C puede ser diagnosticada en algunos casos por un gastroenterólogo, ya que se puede contagiar cuando una persona entra en contacto con la sangre de alguien contagiado. Algunas de las maneras son:

  • Tatuajes o perforaciones
  • Transfusiones de sangre
  • Trasplante de órganos
  • Someterse a hemodiálisis

Síntomas

Los síntomas de la hepatitis C con considerados como leves, incluso, en muchos casos esta enfermedad es asintomática. Si llegan a existir malestares, los más comunes son cansancio, falta de apetito, náuseas, dolor muscular, de articulaciones y de cabeza.

La hepatitis C es una enfermedad crónica, es decir, con el paso del tiempo puede desarrollar problemas como cirrosis hepática o cáncer de hígado.